• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

El té es una bebida hipocalórica y completamente natural, y muchos estudios publicados en revistas médicas de renombre hablan de los beneficios asociados al consumo de té. Los flavonoides, compuestos bioactivos principales del té, serían responsables de las propiedades beneficiosas de esta infusión tan popular y reconfortante. En efecto, el número de diciembre de 2013 de la revista American Journal of Clinical Nutrition ha publicado estudios que demuestran el papel del té sobre la salud cardiovascular, el peso corporal y el buen funcionamiento del metabolismo y del cerebro.

Según el estudio, el té favorece la pérdida de peso, contribuye a la salud cardiovascular y estimula la concentración y la viveza mental. Es particularmente interesante en cuanto que afecta a la salud del cerebro, puesto que sabemos que lo que es bueno para el corazón es bueno para el cerebro. Y el control del peso y la buena salud del corazón juegan un papel esencial en el capítulo de las funciones cerebrales.

Té verde

Los investigadores han concluido que las personas que consumen té verde y cafeína pierden de media 2,9 kilos en 12 semanas sin cambio en sus hábitos alimenticios. Los resultados de otros análisis sugieren que el aumento del desgaste calórico es igual a unas 100 calorías por periodo de 24 horas, y que el té verde permitiría una combustión de las grasas que supera los 12 gramos al día. Es cierto que la pérdida de peso provocada por el té depende de varios factores, pero los estudios demuestran que un consumo tan humilde como 2,5 tazas de té verde tendría un efecto beneficioso.

El té y el estado de humor

Otro estudio ha demostrado que beber té mejora también la capacidad de concentración y permite una atención más creciente hacia las tareas que se deben realizar. En este estudio, las personas que consumieron té produjeron resultados más precisos durante un ejercicio de concentración, y decían estar más alerta que las que consumieron un placebo.

Estos efectos fueron observados durante un consumo de 2 a 3 tazas de té durante un período de 90 minutos y los responsables de múltiples beneficios psicológicos del té serían la cafeína y la tianina, un aminoácido.

El té y el corazón

Varios artículos de diversas revistas exploran igualmente de qué manera el té, verde o negro, puede mejorar la salud de los vasos sanguíneos. Las directivas italianas para la prevención de accidentes vasculares cerebrales afirman que de una a dos tazas de té al día, combinado con un régimen alimenticio sano, puede reducir el riesgo de enfermedades cardíacas. Con mayor precisión, el consumo de una taza de té al día puede reducir la posibilidad de accidentes vasculares cerebrales y de crisis cardíacas de 8 a 10%. Esta es evidentemente otra de las muchas razones para consumir té.