• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Para los días de buen tiempo y sol, proponemos para el maquillaje de labios un color rojo o un gloss ultra brillante, o incluso los dos al mismo tiempo, para tener unos labios mucho más seductores. La elección es amplia en cuanto a los colores y la textura.

Las grandes marcas de cosméticos ofrecen un amplio abanico de rojos y gloss afrutados, pero con aromas revolucionarios tales como el chocolate o el caramelo. Todo está pensado para que vuestros labios estén más bonitos, apetecibles y con buena salud.

Este verano, la importancia se le da, más que a la textura, a las técnicas que se deben aportar para que los labios vistan más y estén protegidos durante más tiempo. Para ello, debéis ayudaros de ciertos instrumentos que se pueden adquirir en las tiendas especializadas.

MaquillajePara protegerlos del sol, se deben escoger unos colores que al mismo tiempo hidraten y nutran los labios, o aquéllos que los hacen más carnosos. Se debe trazar el contorno de los labios, insistiendo en las comisuras con la ayuda de un lápiz de punta ergonómica y un pincel recubierto de esponja ergonómica.

Colores crudos para el verano

Los colores de las barras de labios y el gloss que se deben priorizar para los días soleados varían en función de la actitud que queráis ofrecer. Para las más atrevidas, se puede probar con colores fluo. Las que se decantan por el estilo glamour optarán por un color malva, o de palo de rosa, pero cuidado, con textura cremosa. En este caso es preferible usar la barra de labios al gloss.

Para las más románticas, lo ideal es decantarse por un rosa pálido. El efecto crudo es otra manera de vestir los labios durante las vacaciones. Para obtener ese efecto, lo mejor es utilizar una barra de labios que reaccione al contacto del pH de los labios. La intención es la de dar un color natural, aumentando la pigmentación.

El efecto crudo se consigue utilizando una barra de labios o un gloss de color carne, coral, melocotón, rosa o rojo anaranjado, en función del color natural de vuestros labios. Para que vuestro toque de color pase desapercibido, podéis probar con productos de efecto mojado. No olvidéis que sobre los labios más bien gruesos no se debe aplicar un gloss, sino mejor una fina capa sobre el labio inferior.