• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Las ocupaciones diarias ocupan la mayor parte del tiempo de las mujeres que además de las tareas del hogar,  trabajan fuera de casa y la jornada suele hacerse extensa y pesada sin espacios para el cuidado personal o la actividad física que tan necesaria es en cualquier etapa de la vida.

Para aquellas mujeres que por falta de tiempo no pueden frecuentar un gimnasio pero de todas forman necesitan y desean ejercitarse ya sea como complemento de una dieta para bajar de peso o mantenerse en forma, las escaleras pueden ser el mejor aliado para lograr estos objetivos.

Ofreciendo un efectivo trabajo cardiovascular y también de resistencia, el subir escaleras es una práctica que permite disfrutar de un tipo de ejercicio de bajo impacto donde es posible trabajar glúteos, piernas y resistencia, todos aspectos imprescindibles para tener una buena figura y siendo el comienzo de una progresión de ejercicios con mayor fuerza.

Se trata de una actividad física que permite quemar calorías ya que es más fuerte que trotar o caminar a pesar de su bajo impacto.

Para quienes comienzan con este tipo de entrenamiento es aconsejable hacerlo con sesiones que no sobrepasen los diez minutos e ir incrementando ese tiempo a medida que la fortaleza también aumenta.

Para una práctica adecuada es recomendable utilizar un calzado cómodo que tenga soportes en sus laterales evitando así el sufrir esguinces.

Puede hacerse en una escalera que se encuentre en la calle, un parque o cualquier otro sitio que sea ventilado, manteniéndose siempre hidratada antes, durante y después del ejercicio.

Por último,  al bajar las escaleras es necesario hacerlo despacio, ya que el impacto en esta etapa afecta las rodillas y si se hace de forma incorrecta puede causar una lesión, en cambio para subir puede hacerse corriendo.

Algo para prestar atención es la forma de colocar la planta del pie en el escalón ya que no debe dejarse el talón fuera de él, manteniendo siempre la espalda recta y el cuerpo suavemente inclinado hacia el frente al subir.

Tres veces a la semana realizando este entrenamiento sencillo y divertido representará resultados excelentes, con un tipo de gimnasia que ayuda a fortalecer el cuerpo de forma rápida y perdiendo peso.