• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Dentro del deporte, existen cientos o miles de ejercicios con diferentes aplicaciones y finalidades. No necesariamente hay que estar en el gimnasio para hacerlos.

Está claro que no todo el mundo dispone del mismo tiempo o lugar para realizar sofisticados programas de entrenamiento. Sin embargo, eso ya no debería ser excusa.

En artículos pasados propusimos la posibilidad de entrenar los grandes grupos musculares sin salir de casa, a base de ejercicios de toda la vida como flexiones o dominadas.

En cuanto a ejercicios cardiovasculares, hoy traemos otro que se debería tener en cuenta al menos un par de veces en semana.

Si os encontrais dentro de ese grupo de «afortunados» que vive en edificios con ascensor teneis suerte. Sin embargo, al menos un par de veces en semana, deberíais olvidarlo.

Me refiero a que, el hecho de utilizar siempre el ascensor está muy bien, pero tampoco estaría nada mal que dos veces por semana al menos, decidierais llegar a casa por las escaleras.

El subir y bajar escaleras es un ejercicio magnífico para nuestro corazón, puesto que le provoca una estimulación que lleva a alcanzar una recuencia cardíaca interesante.

El corazón no debe manetenerse lineal a lo largo de su vida. Debe ser sometido de manera frecuente a pequeños cambios de ritmo y estímulos que le obliguen a trabajar y haga circular la sangre por todo el cuerpo.

Al contrario de lo que muchos piensan, no es un ejercicio para quemar grasa. El ritmo al que vuestro corazón se pondrá, no os permitirá realizarlo durante mucho tiempo, puesto que las pulsaciones serán bastantes en un minuto.

Por eso decimos que es un ejercicio especialmente indicado para el corazón.

De esta manera, vuestro corazón se acostumbrará a no ponerse al límite cuando realiceis pequeñas tareas diarias, con lo que el gasto energético será menor. Es decir, os cansareis menos.

Un buen entrenamiento de escalera estaría bien realizándolo a base de series de subida de unos 30 segundos con descanso de 15 entre una y otra.

Está claro que a medida que tomeis experiencia las marcas cada vez serán mayores y tendreis que ir aumentando de manera progresiva.

Recordad que un par de veces a la semana subir las escaleras no os costará mucho, y sin embargo, los beneficios serán tremendos.