• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Una de las preguntas que más de una de nosotras se ha hecho alguna vez en la vida es: ¿cómo podemos vestir las paredes haciendo gala de nuestro buen gusto?

Es cierto que en la actualidad, el exceso de decoración no es precisamente algo que se puntúe precisamente bien, de hecho, el buen gusto pasa por el minimalismo, por lo que pasarse con demasiadas cosas en la pared puede, en muchos casos, llevarnos a la sensación de desagrado o de mal gusto.

decoración casaHay gente que prefiere tener las paredes vacías. El hecho de simplemente utilizar el color de la pared o el papel pintado como decoración en las paredes puede ser muy útil ya que puedes conseguir efectos interesantes con ellos. Entre muchas otras cosas, un color adecuado o una iluminación bien elegida pueden dar sensación de amplitud, cosa que se agradece sobretodo en una vivienda pequeña. Una decoración más bien sobria en las paredes, tal como indicamos, es sobretodo adecuada en pisos pequeños.

Por lo que respecta a el tipo de cosas que podemos colocar en la pared, tenemos una gran variedad de elementos dónde elegir. Entre los múltiples objetos adecuados, podemos escoger entre cuadros, fotos o todo tipo de elementos decorativos que podemos adquirir en cualquier bazar o tienda dedicada al hogar.

Los objetos más comunes, sin embargo, siguen siendo los cuadros. En la actualidad, los cuadros abstractos dónde el color prima sobre la forma, son los que más gustan a los diseñadores de interiores ya que pueden llegar a potenciar la armonía en la vivienda, convirtiéndola en un sitio más  acogedor y agradable.

Por lo que respecta a las fotos, las paredes son un buen lugar para poder poner todas aquellas fotos de la gente que nos importa o de los viajes que más felices nos han hecho. Existen una multitud de maneras de colocarlas, con marcos individuales, colectivos, grandes, pequeños, etc.

Entre los demás objetos decorativos podemos encontrar corchos, flores, puzzles, etc. y es que las posibilidades son tantas que uno no puede quejarse al verlas. Si quieres tener una paredes  bien decoradas, escoge tu estilo y adelante, ¡lo conseguirás!