• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Además de dar un mejor aspecto al rostro, el maquillaje crudo vale para cualquier ocasión. Para ir a la última, conviene conocer una serie de trucos a la hora de aplicar un maquillaje absolutamente natural.

Los cuidados limpiadores

El color crudo aporta luz y frescor al rostro. Para conseguir un correcto maquillaje de última tendencia conviene decantarse por productos de buena calidad y dominar algunos trucos muy sencillos. Primeramente, el crudo implica un cuidado extremo del rostro.

La tendencia no make-up no significa descuidar el maquillaje. Una bonita piel, limpia y saludables es la base misma de este concepto. El desmaquillador de la noche es indispensables para que por la mañana, el cutis esté en perfecto estado.

MaquillajeTambién se debe pensar en la hidratación. Dos veces al día, conviene hidratar la piel con una crema adaptada, masajeando ligeramente con los dedos. En caso de rostro cansado, algunas gotas de agua termal serán suficiente. También se debe beber bastante agua a diario, fuera de las comidas para que la hidratación de la piel no sea únicamente superficial.

La operación camuflaje

Si por desgracia tenéis algunas imperfecciones, conviene aplicar algunos trucos sencillos pero muy eficaces. Utilizad una crema base de color para hacer desaparecer los granos y rojeces. Con la punta de los dedos, aplicad justo la cantidad necesaria para camuflar las manchas. En caso de enrojecimientos, el tubo verde es el ideal, porque este color anula el rojo.

Luego se debe aplicar un fondo suave. Si tenéis la piel seca, elegid una textura fluida. Se pone un poco de producto sobre la palma de la mano y se va extendiendo con el índice de la otra. Se comienza por la nariz, la frente, el mentón, y el resto de la cara, y luego se extiende bien hasta difuminarlo totalmente. El resultado debe ser translúcido.

Por último se dan algunos toques de blush para dar luz rápidamente a todo el cutis. Se puede insistir en los pómulos, estirando bien hacia las sienes. Los tonos albaricoque, rosa o coral ofrecen cierto frescor al rostro. Finalmente, la boca es una parte esencial del maquillaje crudo.

Se debe aplicar un gloss brillante, de tono beige, y finalmente una capa transparente. Aplicándolo con el dedo, se obtiene un efecto más natural. Si tenéis los labios demasiado finos, se puede utilizar un lápiz para marcar sutilmente el contorno.