• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Las verduras son muy buenas para la salud, esto no es un secreto para nadie. Por eso es fundamental incluirlas en la alimentación. Igualmente, sabemos que un peso adecuado nos permite mantener la buena salud y garantiza una mejor calidad de vida. Por eso es comprensible que mucha gente se preocupe de su peso puesto que también se trata de su propia salud.

Es bueno saber que entre las verduras, existen algunas que son muy eficaces para ayudar a perder peso, como por ejemplo el apio. Se trata de una verdura utilizada corrientemente en la preparación de diversos platos y se recomienda en el marco de un régimen adelgazante, por razón de su bajo contenido en calorías y por el hecho de que no contiene grasas, al igual que una cantidad muy baja de hidratos de carbono.

Las propiedades del apio

El apio se caracteriza por su alto contenido en agua que hace de él un alimento fácil de digerir, hidratante y muy diurético. Además, tiene un efecto depurativo en el organismo y puede prevenir el cáncer de estómago y el cáncer de colon. También tiene propiedades antiinflamatorias, ayuda a controlar la tensión arterial y el insomnio. También es muy eficaz para aliviar las subidas de fiebre y las alergias.

Zumo de apio

Esta verdura contiene aceites esenciales con propiedades diuréticas particularmente abundantes en el tallo y en las semillas. Estos aceites esenciales tienen propiedades antibacterianas capaces de eliminar todo tipo de infecciones o de sustancias tóxicas que pueden afectar a los riñones, y que son susceptibles de hacer desaparecer los cálculos que se forman a veces en los riñones y en la vesícula.

Todas estas propiedades hacen del apio un alimento excelente no sólo para las personas que desean perder peso, sino para todos en general, y en particular para aquellos que se preocupan por mantener una buena calidad de vida.

Consumir apio para adelgazar

Para aquellos que desean usar el apio como producto adelgazante, presentamos una receta simple y eficaz que permite eliminar los kilos de más. Para perder peso consumiendo apio, se puede preparar un delicioso jugo de frutas mezclado con algunas ramas de apio.

Se pueden preparar todo tipo de mezclas con una o varias frutas o verduras a las que se añaden el ingrediente principal, el apio. Las frutas y verduras que casan mejor con el apio son la zanahoria, el pepino y la manzana. Pero por supuesto, y tal y como hemos dicho, se puede utilizar la fruta o la verdura que se prefiera. También se puede tomar la costumbre de añadir apio en los platos, es bueno para la salud y aporta un sabor delicioso.

En cualquier caso conviene recordar que para obtener buenos resultados, es necesario, además del zumo diario a base de apio, llevar una alimentación equilibrada y sobre todo seguir un plan de ejercicios. Si no os gusta mucho acudir al gimnasio, se puede salir a caminar todos los días entre media hora y una hora, ya que es ampliamente suficiente.