• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

La celulitis se almacena por todas partes. Constituye una verdadera pesadilla para muchas mujeres: en los muslos, las caderas, las nalgas. La naturaleza es injusta con relación a las mujeres, puesto que si varios factores favorecen la acumulación de la celulitis, el cuerpo femenino es particularmente sensible. Las hormonas la herencia, la retención de agua, el envejecimiento de las células de la piel…

La alimentación, interviene igualmente en el almacenamiento de esta grasa mala por parte del organismo. De esta forma, conviene evitar una alimentación rica en glúcidos rápidos, como la repostería, los alimentos ricos en chocolate, o las pizzas. Por increíble que parezca, los quesos no son buenos compañeros, puesto que pueden favorecer la aparición de celulitis. Pero tras un régimen de adelgazamiento, las grasas se disimulan en función de lo que se come.

El ejercicio físico como solución

Es verdad que siempre conviene dar prioridad al ejercicio, aunque sólo sea caminar 15 minutos al día. También es necesario beber agua para eliminar los líquidos retenidos en las células. Hacer ejercicios, como abdominales, combinados con musculación de las nalgas. El uso regular de la bicicleta estática, o bicicleta al aire libre una vez a la semana, en la naturaleza, puede contribuir a una buena eliminación de la grasa acumulada.

Mujer haciendo joggingLa ventaja de la práctica frecuente de una actividad física es que permite quemar grasas al tiempo que mantiene la elasticidad de los músculos. Así pues es necesario organizar el empleo del tiempo para practicar entre 3 y 4 horas de deporte por semana. Además conviene ser regular utilizando cremas, procediendo a una exfoliación, y a una depilación. Conviene recordar que la celulitis no es una fatalidad, y que se puede hacer mucho para desprenderse de ella.

Las actividades para tener un cuerpo esculpido

Hacer jogging es una actividad interesante. Es un medio eficaz para quemar calorías, trabajar los músculos de las nalgas, de los muslos y también de las piernas. Es ideal comenzar el día haciendo jogging, puesto que permite ponerse en forma y disponerse favorablemente a comenzar las horas de trabajo en la oficina. Para las principiantes, no conviene forzar desde el principio, sino comenzar por una pequeña carrera de varios minutos una o dos veces a la semana. También se puede ir aumentando este tiempo de ejercicio progresivamente.

Otra solución consiste en subir las escaleras en vez de tomar el ascensor. Subir las escaleras sobre la punta de los pies, saltándose un escalón. Durante la subida y la bajada de las escaleras se deben contraer los glúteos y el vientre. La Wii es una alternativa si no tenéis tiempo para ir a jugar al tenis o practicar golf. Con estos pequeños consejos se puede conseguir una silueta esculpida en poco tiempo, además de reducir la celulitis acumulada en ciertas partes del cuerpo.