• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

El arte de la imagen tiene mucha presencia actualmente. Instagram es un claro ejemplo de ello. El verano es una época del año especialmente propicia para disfrutar de nuevos placeres, por ejemplo, el arte de la fotografía. Pero además, durante el verano también tienes muchas ocasiones para hacer bonitas fotos de encuentros y reuniones con seres queridos: viajes de vacaciones, bodas, celebraciones y encuentros con seres queridos.

Cada verano sumas nuevos recuerdos a tu vida. Y por medio de las fotografías, tienes el poder de conectar nuevamente con esos instantes, en cualquier momento del año. ¿Cuáles son las mejores razones para practicar el arte de la fotografía? En Efe Blog te lo contamos. 

Observar el paso del tiempo

La ley del paso del tiempo es una constante en la realidad. Sin embargo, este paso del tiempo no se percibe tan fácilmente con la propia mirada diaria. Sino que es a través de las imágenes de una misma persona en distintas etapas de la vida cuando compruebas su evolución. Esta es una de las razones por las que merece la pena hacer fotografías. Conservar imágenes contextualizadas en un marco temporal.

Cinco beneficios de practicar el arte de la fotografía

Hacer imágenes de paisajes

La fotografía de paisajes es una de las más especiales puesto que los escenarios naturales por su propia perfección brillan de forma estética ante la cámara. Pero además, el verano es una estación que ofrece buenas condiciones de luz para inmortalizar entornos naturales.

Viajes de turismo

Si durante este verano vas a realizar un viaje no pierdas la oportunidad de hacer fotografías de algunos de los monumentos emblemáticos del lugar para apreciar los detalles de arquitectura del entorno. Aunque puedas comprar postales del lugar que estás visitando, te gustará tener tus propias creaciones. Ya que por ser propias, tienen tu propia esencia. 

Regalar fotografías a otros seres queridos

Cuando has hecho fotografías en un evento familiar, puedes hacer copias para regalar a oras personas que te gustaría que también tengan esas imágenes. Las fotografías son recuerdos, son un legado de vida. Si durante este verano tienes una fiesta de cumpleaños de un familiar, puedes regalarle un álbum de fotos personalizado con algunas de tus fotos preferidas. O, también, una fotografía familiar con un marco para decorar el salón. 

Hacer eterno el instante

Nadie tiene un poder real para hacer eterno el instante. Es decir, para detener el tiempo y parar el reloj en una situación mágica. Sin embargo, una fotografía se convierte en una metáfora de un instante que se convierte en eterno a través de la información visual de una imagen que siempre te va a remitir a una situación concreta de tu vida. Es decir, una fotografía es una evocación en tu vida, un medio que te permite viajar en el tiempo gracias al poder del recuerdo. 

Pero además, practicar el arte de la fotografía también es un medio terapéutico para evitar el estrés, fomentar la creatividad y disfrutar del presente. Tienes un bonito verano por delante. Disfrútalo. Y suma nuevas fotografías a tu corazón.