• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Muchas habreis visto cientos de veces en los anuncios de televisión las famosas barritas energéticas que te ayudan a no picar entre horas y adelgazar en general.

Debemos tener mucho cuidado a la hora de prestar atención a ciertos productos que se venden a través de la publicidad, que si bien, no tiene que ser engañosa, puede no ser exacta.

Esto ocurre con las barritas energéticas tipo «Special K». Efectivamente dichas barritas han sido concebidas con cantidades proporcionadas de grasas, hidratos y proteinas.

Ingerir una barrita de este tipo puede sacarnos de un apuro. Pero tomarlas por costumbre y varias veces al día puede dar lugar a un efecto contrario al que queremos.

Recordemos que tanto hidratos como grasas tienen un alto riesgo de acumularse si no se desgastan. El hecho de que puedan  salvarnos de un momento concreto, no significa que debamos cogerlas por costumbre.

Las calorías que pueden aportarnos dichos alimentos pueden llegar a exceder de lo que consideraríamos óptimo.

Por si fuera poco, muchas de ellas vienen «decoradas» con pepitas de chocolate  o incluso tres bandas, lo que las convierten en potencialmente aun más peligrosas.

Si lo que queremos es no picar entre horas, podemos ingerir cualquier alimento que sea más bajo en grasas o hidratos que las barritas y seguramente nos beneficie más y engorde menos.

Es una situación similar a la de los yogures bajos en calorías o 0%. Por muy cero por ciento que sean, no dejan de provenir de la familia de los lácteos.

Provenir de la familia de los lácteos significa que hay un porcentaje de grasa mínimo imposible de quitar y por supuesto, los hidratos siguen presentes.

No hace falta recordar que los hidratos se transformarán en grasas si no los utilizais haciendo deporte, de manera que esos yogures bajos en calorías, no nos servirán para nada.

En definitiva, hay que seguir mirando la tabla de división alimenticia, incluso aunque se vendan como barritas energéticas. El hecho de que las titulen de esta manera, no significa que esté exenta de grasas o hidratos.

Y por supuesto, éstas nunca dejarán de ser un simple complemento. No deberían sustituir  nunca a una comida equilibrada.