• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

La mejor manera de probar un perfume es vaporizándolo, pero ¿en qué parte del cuerpo? Idealmente sobre el dorso de la mano o por detrás de la muñeca. Se debe evitar frotar el perfume entre las dos muñecas, puesto que podría degradar sus componentes y falsear su aroma real.

Un perfume se debe vaporizar sobre un terreno neutro, es decir sobre una piel sin crema perfumada. Se trata pues de un criterio indispensable si queréis que la fragancia se abra de forma natural en contacto con vuestra piel.

La novedad puede resultar extraña, es decir sobre una piel sin crema perfumada. Se deja secar un poco los efluvios antes de respirarlos. Si a lo largo del día no habéis encontrado el perfume que más os gusta, no debéis probar tres perfumes a la vez.

PerfumePara no perder y familiarizarse con los aroma, lo ideal es probar sólo uno. Una persona tímida o sentimental optará por una fragancia afrutada (melocotón, cítricos o grosella negra). Si sois deportistas, debéis dar prioridad a las notas frescas como la magnolia o el jazmín.

Trucos y consejos

Por fin habéis encontrado el perfume que se corresponde con vuestras expectativas y vuestros deseos. Sin embargo hay un pero: tenéis la impresión de que no dura mucho la fragancia sobre vuestra piel. No os preocupéis, suele ser una cuestión de hábito.

Se puede cambiar de versión. Agua de toilette o agua de perfume… Cuanto más importantes son las concentraciones de alcohol, mayor es el tiempo de permanencia de una fragancia sobre la piel. Pensad también a las leches corporales y a los geles de ducha, que se inspiran en esa misma fragancia, y que ayudan a mantener las notas aromáticas.

Todavía no sabéis si debéis aplicar el perfume sobre vuestra ropa o sobre el cuerpo. La piel es probablemente el mejor soporte. Única en cada persona, ésta otorga su propio carácter a cada perfume.