• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Si tenéis unas sandalias de tacón o compensadas de un solo color, se le pueden añadir algunos toques de fantasía para darles un aspecto más sofisticado. Por ejemplo, se pueden añadir perlas de madera en forma de collar. Para ello, se compra un paquete de perlas de madera de dos colores diferentes, pero que combinen bien con el color del calzado, y un elástico fino negro. Después de insertan las perlas en el elástico. Se pueden crear filas con elásticos diferentes, dos, tres o cuatro en función de los gustos. Se ponen las perlas en los tobillos como si fueran pulseras y ya está.

Bailarinas con lentejuelas

Las lentejuelas están de moda, ¿por qué no usarlas en los zapatos? Se pueden cubrir totalmente los zapatos o sólo una parte. Hará falta cola blanca y un bote de lentejuelas de colores de diferentes tamaños, finas y gruesas. Tras mezclarlas, se aplica el producto con ayuda de un pincel. También se pueden poner sólo en la punta del zapato, creando motivos o cubrir todo el calzado. En cuanto las lentejuelas están secas, se quita el excedente con un trozo de cartón. Se aplica un poco de laca para fijar el conjunto.

Escarpines bicolor

¿Estáis cansadas de unos escarpines de un solo color? Se les puede aportar un toque de color gracias a la pintura acrílica, cinta adhesiva y un pincel. Si elegís pintar la punta o el tacón del zapato, el proceso es el mismo. Con la cinta adhesiva protectora, se delimita la Sandalia customizadaparte que se va a pintar. Tras aplicar una pintura blanca se deja secar unas cuantas horas, y luego se le da dos capas de pintura de color a vuestra elección: amarillo, rojo, verde… Se retira con cuidado la cinta adhesiva sin esperar a que la pintura se seque para que no se cuartee.

Sandalias fluo

La tendencia está en los colores flashy. Se toman tres esmaltes de uñas, de los cuales uno debe ser blanco, disolvente, alcohol de 70º C, cinta adhesiva protectora, un trapo y un secador de pelo. Para comenzar, se aplica la cinta adhesiva en las partes que no se van a pintar. Sobre las zonas que se quieren pintar, se pone alcohol y se aplican dos capas de esmalte blanco. Tras una noche de secado, se aplica el esmalte de color, primero en la parte más clara. Tras otra noche de secado, se aplica una segunda capa y se termina con un top-coat para que la pintura brille.

Baskets estampados

Para dar un toque original a unos baskets blancos, se puede pensar en los colores y los estampados. Basta con tener una regla, un lápiz, papel rígido y rotuladores de colores para tela con punta delgada y gorda. Se deben crear motivos a modo de patrón, con ayuda de un papel rígido: círculos, zigzags, motivos aztecas… Con un lápiz, se copia el dibujo en los zapatos. Con los rotuladores de punta fina, se dibujan los contornos, mientras que los de punta gorda se rellenan los estampados.