• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Los pueblos son el escenario estival por excelencia y todavía más, en momentos de crisis económica en donde el ahorro también prima a la hora de elegir un buen destino de vacaciones.

Los pueblos se llenan de vida en vacaciones de verano mientras que las ciudades se quedan desiertas y pierden su ritmo habitual del año.

¿Qué ventajas aporta pasar las vacaciones en el pueblo?

Siete ventajas de pasar las vacaciones en el pueblo1. La vida en el pueblo es muy sana puesto que existe menor nivel de contaminación ambiental. Respirar aire puro es vital para tu bienestar.

2. El pueblo es especialmente seguro para los niños ya que al haber menos tráfico en la calle también juegan con mayor seguridad. En verano, llegan diferentes familias procedentes de la ciudad a los pueblos, por ello, los niños también pueden hacer nuevos amigos.

3. Las vacaciones en el pueblo son más económicas. Alquilar una casa para pasar unos días es un lujo más asequible que el de alquilar un chalet con vistas al mar en la playa. La piscina aporta mucha vida a los pueblos en verano.

4. En el pueblo se duerme mejor ya que por la noche existe un silencio absoluto ante la ausencia total de tráfico en las calles. Un contraste que no tiene nada que ver con la situación que se vive en las ciudades.

5. El verano es el lugar ideal para aprender a andar en bicicleta. Por supuesto, al final de la tarde, es positivo salir a dar un paseo en familia.

6. Puedes programar un programa de excursiones para conocer otros lugares. Hacer turismo de pronvincia es una alternativa muy positiva porque no es necesario ir muy lejos de casa para conocer lugares maravillosos.

7. Pasar las vacaciones en el pueblo es muy positivo para romper la rutina y el ritmo de vida propio de la ciudad. La vuelta a la vida normal se hace todavía más agradable después de haber pasado unos días de calma total.