• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Uno de los problemas principales que puedes tener en un blouqe de pisos, es que tu vivienda no está sola y que por tanto se sujeta a las cosas/acontecimientos que se sucedan a tu alrededor como puede ser y que pueden dar lugar a diferentes problemas que acaban repercutiendo en tu propio hogar. Pero si hay algo que realmente puede tocarnos la moral, es que un día durmiendo descubramos de qué un ruido sospechoso (no el típico de ruido causado por mover sillas, sino algo monótono que no se para nunca) no nos deje dormir, ¿qué podemos hacer entonces?

Primero, ante todo, y antes de llamar a todos los vecinos, es importante comprobar que el problema no viene de nuestra propia casa. A veces puede ser que algún problema eléctrico, algún contacto o algo similar haga que se genere un ruido molesto que se intensifica en el tiempo. Para comprobar si pertenece a nuestra propia instalación, simplemente tenemos que ir al cuadro de la luz y cerrar el general, para dejar completamente sin luz la casa, esto nos puede ayudar a detectar si el ruido persiste o no. Si realmente el ruido es causado por alguna cosa eléctrica  nuestra, al darle al general, el ruido cesará, si sigue escuchándose, es que realmente no es algo eléctrico nuestro.

ruidos sospechososSin embargo, antes de echarle la culpa al otro, tenemos que hacer más comprobaciones, como por ejemplo, mirar en las cajas que guardamos si no tenemos ningún elemento que pueda causar ruido: algún juego con marcadores, que estén mal puestos y que por la presión suene, algún reloj viejo, etc. Puede ser que en los últimos días hayamos estado moviendo algo y que por alguna presión sea el causante del ruido sospechoso que escuchamos.

Si después de hacer todas estas comprobaciones este ruido sigue escuchándose, quizás va siendo hora de qué lo tengamos en cuenta ya que puede ser un problema muy grande para la familia que cambia de manera negativa nuestra calidad de vida y que pueden, por tanto, genera tensión en casa.

Lo mejor es ser pacientes y hablar con los vecinos, ya verás que así encontráis la solución al problema.