• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

El anillo de boda es un símbolo de la alianza del propio amor de pareja. Por la naturaleza atemporal de este anillo. Es recomendable invertir en una pieza de joyería que sea de calidad. Para que el anillo perdure en el tiempo con su calidad inicial. Además, confía en firmas de joyería que no solo cuidan el catálogo de diseños, sino también, la presentación. Es decir, la caja del propio anillo, como envoltorio exterior, tiene una función de protección  de la joya.

Si tú y tu pareja no tenéis gustos compatibles en cuestión de joyas podéis elegir diseños diferentes pero similares en algún punto. Esta idea cada vez es más frecuente porque de este modo, cada uno puede mostrar su propia personalidad a través de este anillo. Lo más recomendable es que cuando acudas a la joyería, pidas orientación al joyero que como experto puede ofrecer un asesoramiento personalizado a partir de las expectativas de cada cliente. Conviene también indicar cuál es, de entrada, el presupuesto.

Consejos para elegir los anillos del compromiso

Lo verdaderamente definitivo de la alianza de boda es que esta joya se personaliza con el grabado del nombre de la pareja o la fecha de boda. Generalmente, la alianza es una joya que vas a utilizar siempre. Por esta razón, intenta elegir un diseño sencillo que combine fácilmente con cualquier look cotidiano.

Consejos para elegir las alianzas de boda que más te gusten

Para elegir un diseño correcto tienes que elegir un modelo que sea de tu talla. Es decir, que se ajuste a tu dedo como un guante. Un diseño amplio incrementa el riesgo de pérdida. Y un anillo muy ajustado puede hacerte daño, además de que resulta incómodo.

La elección de la alianza de boda depende de dos elementos importantes: presupuesto y estilo personal. Además, los dedos también pueden sufrir el impacto de factores externos como la temperatura. No acudas a la joyería para probarte posibles anillos en un día de máximo calor. Esto puede hacer que tus dedos estén hinchados.

La elección de un anillo también está en relación con la estructura de la propia mano. Por ejemplo, una alianza ancha puede destacar demasiado en una mano pequeña, por ejemplo.

Si no te gusta el oro como opción preferida para una joya que guardarás siempre, puedes elegir otro tipo de material. Por ejemplo, plata, titanio o platino. Además, si te encanta el oro por su calidad pero no te gusta el color dorado, opta por elegir el oro blanco como base para tu joya.

Inspírate en tus propios sentimientos. Elige un anillo que exprese aquello que para ti significa el compromiso de boda. Es recomendable que antes de ir a la joyería también busques fuentes de inspiración de posibles modelos que te gustan a través del catálogo online de diferentes marcas, revistas de bodas e incluso, Pinterest. De este modo, puedes ir concretando tu estilo. Sabiendo qué es lo que de verdad te gusta en un día tan especial y señalado.

Mientras que el vestido de novia es una prenda para un día muy concreto, un anillo es para siempre.