• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

No sabemos cómo, pero el tiempo se sucede demasiado rápido. Cuándo menos nos lo esperamos, ya se hace de noche, y entre una cosa y la otra dejamos la casa patas arriba, ¿es posible controlar el tiempo para poder organizar las tareas domésticas? ¡Claro! Efectivamente imposible no hay nada, y con una  buena organización todo es posible.

Está claro que mantener una casa es mucho trabajo, sobretodo si se vive sola y se trabaja. El trabajo, hacer vida social, etc., prohíbe que podamos tener la casa tal y como nos gustaría.

organizar tareas domesticasPara empezar debemos tener claro cuáles son las tareas domésticas principales que tenemos que llevar a cabo durante el día. Hay algunas que pueden esperar, como puede ser la de hacer limpieza a fondo o fregar cada recodo de la casa, sin embargo, barrer el suelo, hacer la compra del pan o hacerse la cama, son cosas que tenemos la obligación de realizar de manera diaria.

Una buena manera de organizarnos es la de hacer una lista con esas tareas imprescindibles de hacer cada día y después otra en la que pongamos esas otras cosas que tenemos que hacer pero que pueden llevarse a cabo una o dos veces por semana. Organizar esa lista por horarios puede ayudarnos a ganar tiempo.

Por ejemplo, si nada más levantarnos hacemos la cama, después durante el día podremos olvidarnos. Pensar en pasar por el super antes de subir a casa nos ahorrará tiempo y no tendremos que bajar. Pensad que tener claro que hacer y cómo es principal para mantener un orden adecuado en nuestras tareas domésticas.

Hacer las cosas antes de descansar, nos ayudará a no perder el control del tiempo. Si lo hacemos de manera contraria es posible que la pereza posterior haga que dejemos el trabajo para otro día y eso no es nada positivo para nuestra organización.

Además, el «ya lo haré mañana» no es para nada buena idea ya que luego las cosas que hacer se acumulan y el tiempo que tenemos por llevarlas a cabo sigue siendo el mismo.

Así que ya sabes, si quieres tener bien organizadas tus tareas domésticas, vigila tu tiempo. Es lo mejor.