• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Seguir una dieta para adelgazar puede resultar más problemático cuando pasamos muchas horas fuera e casa, ya que en ocasiones nuestro trabajo no nos permite comer lo más adecuado por ello la alimentación sana también en la oficina es una cuestión que requiere de planificación para elegir alimentos saludables y no descuidar la dieta ni sumar kilos a nuestra figura.

Tomarnos un tiempo para la comida es fundamental, debe ser un momento de pausa para disfrutar de un menú que además de alimentarnos, nos proporcionará la energía para seguir adelante con la jornada de trabajo, aportándonos los nutrientes necesarios.

Alimentación sana también en la oficinaComo mínimo será una media hora que dedicaremos para comer en lo posible con la mayor tranquilidad.

Es necesario contar con un sitio donde podamos comer dejando de lado el trabajo pendiente y hacer un alto en nuestras actividades.

No comer mientras se trabaja ya que de esa forma es imposible controlar las cantidades de alimentos que se ingieren, y lo más importante dejaremos de lado también la calidad de aquellos alimentos que forman el menú.

Beber café con discreción ya que una taza reducirá nuestra fatiga y nos permite mantenernos concentrados pero si bebemos café en exceso nos causará nerviosismo e irritabilidad, sin contar que seguramente que por la noche sufriremos de insomnio.

El café contiene cafeína  una sustancia que excita el sistema nervioso y puede causar dependencia.

Por la tarde los snacks saludables nos permitirán tener a manos opciones saludables para saciar nuestro apetito y también calmar la ansiedad.

Puede ser un yogur, alguna fruta fresca, una gelatina diet con frutas, un puñado de nueces o una barrita de cereal. Cualquiera de estas opciones nos brindará nutrientes que son fundamentales para mantener una buena salud y un estado óptimo de rendimiento.

Beber abundante cantidad de líquidos en especial agua será necesario para mantener una correcta hidratación. Los zumos de frutas también son una opción perfecta, pero evitaremos los refrescos azucarados y ricos en cafeína.

Seguir la dieta para adelgazar es posible comiendo en la oficina, y la planificación será fundamental contar con aquellos alimentos que nos brinden saciedad pero aporte a nuestro organismo pocas calorías.