• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Después de tiempo buscando,  por fin has encontrado trabajo, y eso te ha creado una gran satisfacción. Sin embargo, los primeros días en el nuevo trabajo se te están haciendo cuesta arriba: no sabes por qué pero te cuesta levantarte pronto, las nuevas normativas se te hacen cuesta arriba o no sabes cómo relacionarte con tus nuevos compañeros de trabajo.

Si es así.. ¡tranquilo! Esto es normal durante las primeras semanas de trabajo. Si este es tu caso no tienes de porqué preocuparte. Suficiente has hecho con encontrar un trabajo con la situación actual en la que un montón de personas compiten para poderse ganar la vida.

Por lo que respecta a las bajadas de ánimo del madrugón, es normal. Después de meses de inactividad, pudiéndote levantar relativamente a la hora que querías, este nuevo trabajo te ha hecho cambiar tu comportamiento matutino. Toma café, té, desayuna fuerte y llénate de energía, esta es la mejor manera de empezar un día.

Todo la información del trabajo, que te parece tanta y tan complicada de entender, poco a poco empezará a normalizarse. recuerda en tu anterior trabajo como al principio te costaba tanto hacer las cosas y como con el tiempo y la reiteración pudiste hacerlo igual de rápido que el resto. Tómatelo con calma, coge apuntes, estate atenta a las formaciones y si tienes dudas pregunta; es mejor alguien que pregunta al inicio que alguien que luego lo hace mal porqué no preguntó en su momento.

Y por lo que respecta a las relaciones con tus nuevos compañeros de trabajo en este nuevo trabajo, no sufras. Es normal que al principio se te haga extraño relacionarte con un montón de personas que ya tienen  conexiones entre sí, y que quizás incluso, sean amigas. Pero no te preocupes, intenta integrarte, hacerte un lugar en su mesa cuándo vayan a tomar el café o habla de tus cosas cuándo ellas hablen de las suyas, esta es la mejor manera de empezar con buen pie a hacer amigas, como en el colegio.

Así que ya sabes, si acabas de empezar en un nuevo trabajo, ten paciencia; ya verás como poco a poco, todo irá bien.