Lindsay Lohan demanda a la tienda a la que robó un collar

En el mundo de los famosos todo es posible y los escándalos están siempre a la orden del día.

Y así,  aquel que fue acusado de robar puede también demandar a quienes en su momento lo acusaron, pasando a ser la víctima.

Precisamente este es el caso de la actriz Lindsay Lohan quien decidió contra-demandar a la tienda a la que “supuestamente” le robó un collar.

Como argumento de peso está en el centro de la discusión el famoso video de seguridad de la tienda en cuestión, que fue rematado en cerca de 40 mil dólares.

En el ahora famoso video puede verse a Lindsay dentro de la joyería, algo que en realidad no sería de tanta importancia y menos para pagar semejante suma de dinero.

Según dicen,  esta venta la hizo la tienda de joyas  para recuperar parte del dinero que se perdió con todo ese escándalo.

Recordemos que la actriz fue acusada de robar un collar valuado en 2500 dólares.

Como prueba de tal acto un paparazzi la fotografió llevando una joya exactamente igual a la desaparecida de la joyería que poco antes había visitado la actriz.

Pues ahora es Lindsay Lohan, quien no se conforma con la venta de ese video.

Ella estima que deberían haberla consultado y pedido su permiso antes de realizar tal venta. Por esa razón,  ha presentado una contra-demanda, exigiendo un resarcimiento, argumentando que la tienda en cuestión no tiene derecho a hacer dinero utilizando su imagen.

Por lo visto, para los famosos igual que para cualquier mortal el dinero es algo muy importante.

Elisa

Elisa

Apasionada del mundo del fitness, la belleza, y todo lo relacionado con la salud. En la actualidad redacto artículos para diferentes sitos web y sobre diversos temas de salud, fitness, dietas y bienestar en general.

Publica tu respuesta

Escribe tu respuesta para que todos podamos aprovecharla.
Sólo se publicarán las respuestas adecuadas, aquellas que se salgan del tema serán eliminadas, así como los mensajes promocionales, los que puedan afectar a derechos de terceros, que vulneren las leyes o que contengan demasiados errores ortográficos.

Subir ↑