Los abrigos del invierno 2011

Continuamos con la moda invernal y, por supuesto, con los modelos de esta temporada en la que las chaquetas y abrigos ya son furor. Es por ello que te presentaremos algunos modelos que representan lo último de la moda.

Una de las tendencias de la temporada otoño- invierno 2010- 2011 son las cazadoras o chaquetas de piel con piel de borrego en el cuello. Pero a su vez los abrigos con botonadura de estilo militar siguen los elegidos desde 2009.

Además las firmas más prestigiosas del mundo también han apostado por la estética minimalista para este invierno de 2011, como es el caso de Calvin Klein que ha confeccionado modelos que ya llevan muchas famosas. Son aquellos abrigos de pelo y con estampado de leopardo, que han vuelto con fuerza para quedarse por un largo rato.

Por otra parte, de cara a la tendencia militar antes mencionada, podemos afirmar que muchas marcas como por ejemplo Max Mara, han introducido a esta tendencia que ya se llevó el año pasado nuevos detalles abrigos militares como el cinturón colocado más arriba de la cintura, que seguramente ayudará a estilizar la figura.

En lo que a colores se refiere, el negro es siempre el color más tradicional y sofisticado, pero para estar de última moda el camel es una apuesta fuerte de este otoño- invierno 2010- 2011.

Entonces aprovecha esta época de mucho frío y escoge tu modelo de abrigo preferido para subirte a la última oleada de la moda. Ya sabes puedes observar algunas prendas sumamente elegantes, estilizadas y confortables de esta temporada a través de nuestra galería de imágenes. O sino también puedes acceder a las páginas oficiales de las principales marcas con Calvin Klein y Max Mara para ver qué es lo que se traen entre manos para el invierno 2011.

Galería de imágenes de abrigos

Publica tu respuesta

Escribe tu respuesta para que todos podamos aprovecharla.
Sólo se publicarán las respuestas adecuadas, aquellas que se salgan del tema serán eliminadas, así como los mensajes promocionales, los que puedan afectar a derechos de terceros, que vulneren las leyes o que contengan demasiados errores ortográficos.

Subir ↑